lunes, 23 de enero de 2012

TDAH + Resiliencia = Una vida Feliz!


Quienes viven con el TDAH sin recibir el tratamiento adecuado, en muchas ocasiones se sienten como si estuviesen impedidos de aprovechar al máximo su potencial, frustrados por la desigualdad que hay entre sus esfuerzos y los resultados que obtienen; agotados por el eterno ejercicio de ensayo y error, en un entorno que no es propicio a sus características particulares; el cerebro de las personas con TDAH funciona de manera diferente y es necesario emplear diversas estrategias para alcanzar una vida feliz, lo más importante es lograr la capacidad de sobreponernos a cualquier dificultad y resultar fortalecidos de nuestras experiencias, esa capacidad maravillosa es la resiliencia.

Las personas con TDAH podemos tener éxito en la vida y obtener la felicidad si logramos desarrollar nuestra resiliencia; y ¿Cómo se desarrolla la resiliencia?:

• Cambia de mirada: deja de ver el TDAH como una “enfermedad” y asúmelo como lo que es: “una condición neurológica”, acepta una mirada positiva de ti y tus características.
• Hazte responsable de tu salud y esfuérzate en recibir el tratamiento necesario para el TDAH.
• Enfócate en conocer tus cualidades y habilidades; confía en tus capacidades y valórate. Deja de dirigir tu mirada a las dificultades y empieza a resaltar tus cualidades.
• Infórmate acerca del TDAH y observa cómo te afecta a ti y a tu entorno.
• Rodéate de personas que crean verdaderamente en tu potencial, te acepten y amen tal como eres.
• Hazte escuchar, propicia la cercanía de personas que te presten atención, te alienten y se interesen realmente en ti.
• Establece metas claras, posibles de alcanzar, cuya realización dependa de ti y ejecuta los pasos necesarios para llevarlas a cabo.
• Motívate a realizar todo aquello que te propones.
• Establece un sistema de estructuras, sin sobrecargarte, ni exigirte excesivamente, de acuerdo a tus posibilidades.
• Reinventa tu propia historia y hazte el protagonista de tu vida, asume la responsabilidad de todo lo que te pasa.
• Acepta el compromiso que tienes con tu futuro, proyéctalo fundamentado en una nueva mirada positiva de ti y tus posibilidades.
• Plantéate un proyecto de vida establecido sobre la base de tus fortalezas y no enfocado en tus debilidades.
• Enfrenta las dificultades con la certeza de que tú elijes si las situaciones te hacen daño o te fortalecen.
• Favorece la resiliencia en alguien que lo necesite, establece vínculos positivos con otras personas y sé solidario frente a una persona de tu entorno que se encuentre en dificultad.
• Aviva tu sentido del humor y crea momentos para disfrutar del placer de una sonrisa.

La resiliencia se construye desde la perspectiva de ver la vida con optimismo, el sentido de pertenencia y la seguridad en el manejo de nosotros mismos. Las personas con TDAH desarrollaremos nuestra resiliencia si creemos en nosotros y confiamos en nuestras fortalezas, si conocemos nuestras competencias y nos valoramos.

El coaching para el TDAH, promueve la resiliencia en un proceso que requiere un espacio de tiempo, compromiso y dedicación; incluye un cambio de pensamientos y acciones que serán establecidos con un coach especialista en el TDAH. El coach, fomenta que las personas desarrollen estrategias para construir la resiliencia que los ayude a superar las dificultades propias del déficit de atención con y sin hiperactividad y se replanteen una nueva actitud hacia la vida.

“El Ser Humano sabe hacer de los obstáculos nuevos caminos, porque a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer.” Ernesto Sábato

jueves, 5 de enero de 2012

COACHING:PROMOVIENDO LA RESILIENCIA EN EL TDAH


La resiliencia, es la capacidad que tenemos las personas para adaptarnos al afrontar situaciones adversas, resultando fortalecidos de la experiencia y logrando desenvolvernos como si lo vivido nos hubiera enriquecido, al desarrollar en nosotros recursos desconocidos y extraordinarios.

En las personas con déficit de atención, la resiliencia se manifiesta como la habilidad que tenemos para hacer frente a las dificultades que algunas características nos ocasionan y salir adelante, alcanzando todo lo que nos proponemos.

A través del coaching, promovemos que las personas puedan reconocer sus fortalezas y así desarrollen la resiliencia que les permita lograr sus objetivos, a pesar de los obstáculos que se les presenten. Cuando las personas somos conscientes de nuestras cualidades, construimos una autoestima sólida, lo que permite que afrontemos las adversidades como estímulos, que van a sacar a relucir cada una de nuestras habilidades. Si nos enfocamos en nuestras fortalezas, no permitimos que las dificultades propias del TDAH nos definan.

La labor de un coach es hacer que las personas se enfoquen en sus éxitos, así cada persona se hace responsable de sus logros. En mi trabajo motivo que se fortalezca la creatividad y el sentido del humor de mis coachees, con el fin de que tomen distancia de las situaciones difíciles y puedan verlas como desafíos; facilito que las personas puedan ver los problemas como oportunidades y logren hacer realidad las metas propuestas.

El coaching permite que las personas que tienen el TDAH desarrollen su resiliencia y obtengan resultados que les permitan una mejor calidad de vida. Ante esto, ¿Cuáles son tus fortalezas?, ¿Qué cualidades tienes?, ¿De qué te sientes orgulloso(a)? ... Te invito a iniciar el año enfocándote en lo mejor de Ti, descubre tus dones y ¡disfrútalos!!!!